Metro de Madrid

Vuelvo con el Metro de Madrid, como no, es prácticamente imposible dar un viaje en el metro y mas siendo pronto (entre 8 y 11 de la mañana) y no acabar asta los cojones de la gente que se mueve en el.

Como ya digo en la otra entrada, el metro esta provisto de su propio ecosistema, pero creo que de la misma forma debe haber un virus en aire que se infiltra en el cerebro de las personas y las hace actuar de una determinada forma, eso o efectivamente el 80% de las personas con las que me cruzo en el metro son gilipollas.

Están los que de una forma completa y absolutamente absurda se hacinan, se apretujan unos con otros en un perímetro de 3 metros en el anden, de forma que cuando suben al vagón se empujan y luchan con uñas y dientes por los asientos, uno de los efectos secundarios de estos hacinamientos es el que los vagones primeros o los que estén mas cerca del acceso al anden vallan abarrotados de gente que merodea como buitres con la vista los asientos y sin embargo los últimos vagones van vacíos.

Esta claro que si la reencarnación existe muchos de los que me cruzo debieron ser judíos o polacos o…… durante la segunda guerra mundial, insisto, si no no tiene explicación…

Claro que luego están los que te perdonan la vida cuando te sientas antes que ellos o los que tienen complejo de Gollum, solo que en ved de ser con un anillo es con el periodico-telefono-iPod-libro-revista….

“NO MIRES MI PERIÓDICO, ES MIIIOO, EL VINO A MI, ME LO REPARTIERON A MI, MIO, SOLO MIO, MI TEEEEEESOOOOOROOO”

De la misma forma hay muchos que piensan que desodorante es un pueblo Birmano, y que no conformes con saber que huelen a tigre se agarran a la barra dejando vía libre a su perfume “o de T” (jodete)

Pero luego están los graciosetes, es sabido que en plaza de España entre la linea 10 y la 3 hay un porrón de escaleras lógicamente mecánicas y fijas, pues estos graciosetes que menciono se dedican a parar las escaleras mecánicas, de forma que una persona normal cuando llega arriba saborea el suelo, porque va arrastrando la lengua, pero, como ha sido el caso de hoy, una señora con muletas se  pasado 2 horas esperando a que los ineptos trabajadores de metro encontrasen la manera de activarlas de nuevo.

Cada vez que viajo en metro me cabreo….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s